De todos es conocido el problema en el que se metió Joseph Blatter, presidente de la FIFA, tras manifestar públicamente que prefiere a Lionel Messi, por encima de Cristiano Ronaldo, para ganar el Balón de Oro.

En un tono que no va con quien representa una institución como lo es FIFA, Joseph Blatter manifestó:

“Leo es un buen chico. A cada padre o madre le gustaría tenerle en su casa. Es un buen hombre, muy rápido, nada exuberante. Juega muy bien, como si estuviera bailando”.

“El otro (Cristiano) es como un comandante sobre el campo. Uno gasta más en su peluquero que otro, pero no puedo decir quién es el mejor. La lista se publica el martes y ellos deben decidir, me gustan los dos pero yo prefiero a Messi”.

Con base en esta experiencia de Joseph Blatter, se desprenden las siguientes 10 lecciones de comunicación, para voceros de organizaciones deportivas:

1.- Tenga un objetivo de comunicación. Si no lo tiene, carece de sentido acudir a un encuentro de este tipo, por mucho prestigio que posea la institución que lo esté invitando.

2.- Entérese del formato. De esta manera sabrá usted de qué forma estará interactuando con sus anfitriones.

3.- Prepárese. Una vez que ha establecido su objetivo de comunicación y tras conocer la dinámica a seguir, debe trabajar en preparar su intervención, tomando en cuenta su objetivo de comunicación.

4.- Temas importantes. Tome en cuenta los temas sobre los que potencialmente puedan cuestionarle, como por ejemplo, quién es su jugador favorito.

5.- Nada es personal. Recuerde que como vocero, usted presta su voz a una institución, no va a título personal.

6.- Cada entrevistador merece atención. Evite pensar que por tratarse de universitarios, la entrevista será inocua, ya hemos visto que por relajarse demasiado, “Cristiano Ronaldo”, “FIFA”, “Blatter” y días después, “Comandante”, fueron tendencias relacionadas en Twitter, al hacer referencia al mismo video.

7.- Piense en los demás. Todos somos susceptibles a equivocarnos, sin embargo, hay que distinguir entre un error y el no prepararse; entre el equivocarse y el darle nula importancia a las repercusiones que sus palabras puedan generar en el organismo que usted represente, y los organismos que involucre en sus declaraciones.

Afortunadamente el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, mandó una carta a Joseph Blatter, exigiendo se retractara de sus desafortunadas declaraciones y el titular del máximo organismo del balompié mundial, también mandó una misiva ofreciendo una disculpa, pero el mal ya estaba hecho, porque dijo públicamente por qué su favorito era Leo Messi por encima de Cristiano Ronaldo para el Balón de Oro.

8.- Quien habla para uno, habla para todos. Recuerde que en esta era de comunicación digital, lo que usted le diga a una persona, potencialmente puede llegar a cientos, a miles, o a millones, por medio de las redes sociales, como ocurrió en este caso.

9.- No espere para disculparse. Joseph Blatter no lo hizo, sino hasta que el tema se convirtió en lo más comentado en Twitter y Facebook, sin descontar claro, los comentarios generados en las varias copias del mismo video en YouTube y claro, tras la carta de Real Madrid para que se disculpara. Su intervención se dio el 25 de octubre, el video fue público el día 28 y hasta entonces, tras el escándalo y tras la solicitud del equipo merengue, se retractó.

10.- Hoy todos tienen voz. Recuerde que hoy, cada persona que tiene acceso a internet y a las redes sociales, potencialmente puede responderle, tal como ocurrió con Cristiano Ronaldo, quien tras postear en Facebook y Twitter su opinión sobre las palabras de Blatter, dos días después tras hacerse presente en el marcador ante el Sevilla, hizo un gesto y saludo militar, del tipo que le adjudicó y criticó el máximo dirigente de FIFA, lo que provocó que se convirtiera de nueva cuenta en tendencia en las redes sociales, en donde los usuarios y medios de comunicación, subieron la fotografía o comentaron el gesto del astro lusitano, para apoyarlo.

Si a usted, que está leyendo, es invitado a alguna universidad, recuerde que todo lo que diga, lo estarán escuchando muchas más personas, de las que usted puede mirar en la sala y recuerde también, que si requiere apoyo para prepararse, puede preguntar por nuestros servicios.