La preparación es la base del éxito y los futbolistas, directivos y cada miembro de los cuerpos técnicos de los equipos de Primera División en México, deben estar rodeados de profesionales para desarrollar una imagen sólida y obtener el mejor posicionamiento en su comunicación. Desde la no verbal, en donde los gestos, la forma de pararse o caminar, transmiten un mensaje, hasta las respuestas verbales.

Por lo anterior es de vital importancia que un profesional que cotidianamente es entrevistado, tome un taller de voceros, para obtener las técnicas necesarias para comunicarse mejor con sus entrevistadores. No hacerlo, potencialmente le significará diversos problemas, porque “saltará a la cancha” sin propuesta alguna de comunicación y en otros casos, hará o dirá cosas que le impactarán de manera negativa, lo cual se traduce en reputación.

Razones por las cuales V2

A continuación, presentaré algunos ejemplos que nos dejan ver por qué los futbolistas, directivos y técnicos mexicanos necesitan tomar un taller de voceros, incluidos quienes han integrado o integran la Selección Mexicana de Futbol.

1.- Use lenguaje que merezca citarse

Cuide que sus mensajes sean memorables y evite sean lamentables. La frase que más sonó hace un año previo al Mundial de Brasil cuando recién fue nombrado Miguel Herrera como técnico de la Selección Mexicana para los partidos de repechaje ante Nueva Zelanda, fue la pronunciada por Jorge Vergara, quien de plano no se midió y fiel a sus conocidas declaraciones dijo con cierto doble sentido a los periodistas y aficionados: “Sí, así es, sin embargo hay que comérsela completita, aunque nos haga daño”. Después en nombre del representativo nacional continuó buscando con mejor tino la unión alrededor del Tri, pero ahí quedó esa triste frase, como remate de un lamentable proceso rumbo al mundial.

2.- Cuide su lenguaje no verbal

No hay manera de olvidar los mensajes que dio Javier Aguirre a los reporteros en la conferencia de prensa previa al juego ante Argentina en el Mundial de Sudáfrica 2010, cuando México buscaba hacer historia. La gorra cubriendo buena parte del rostro, la cabeza gacha, y la contradicción que existe entre sus palabras y su lenguaje no verbal. Si no lo recuerdan, aquí les dejo el video.

3.- Evite discutir con los periodistas

Ricardo Ferretti, técnico de Tigres tiene una personalidad explosiva. Misma que conforme pasan los años, se acentúa cada vez más, razón por la cual es uno de los estrategas que siempre buscan los periodistas, debido a que basta con que lo presionen para que exprese algunas de sus polémicas declaraciones.

4.- Asuma responsabilidades

Ya no dirige a los Pumas de la UNAM, pero en su momento el técnico José Luis Trejo ofreció diversas declaraciones que resultaron sin dirección y por tanto, le restaban a su comunicación. La más famosa de ellas, vino previo a su salida, cuando aseguró que era “más complicado jugar contra 10”, para después tratar de explicarse, sin darse cuenta que entre más hablaba, más agrandaba el pozo bajo sus propios pies.

5.- Cuando la familia también cuenta

La mayor parte de las personas se suman a las conversaciones que ocurren en las redes sociales y esa no fue la excepción para la hija del actual técnico de la Selección Mexicana de Futbol. Como recordarán, Michelle Herrera, se convirtió en tendencia en redes sociales en aquellos días en que su padre era criticado en los medios de comunicación, lo que provocó que incluso el técnico del Tri saliera a defenderla. Aquí en video les dejo una poderosa razón para pensar en un taller de voceros para la familia, sin descontar un social media training.

Como podemos observar en cada uno de los casos, los profesionales del futbol mexicano requieren un taller para trabajar en el perfeccionamiento de su comunicación como voceros. Hacerlo, equivale a invertir en su imagen, en su reputación y en establecer vínculos sólidos con sus diferentes audiencias.

En Nómada Digital contamos con las técnicas, ejemplos, y la experiencia para ayudarle a mejorar su comunicación, porque no basta con jugar en Primera División, sino reflejar ante sus diferentes audiencias que usted es un profesional.