Tiene las medidas perfectas, que lo convierten en el mejor balón de futbol jamás creado, al menos hasta hoy. Su peso de 437 gramos, así como sus 69 centímetros de circunferencia, enmarcan sus propiedades aerodinámicas, que pudimos disfrutar y sufrir, como en aquel juego contra Holanda en la Copa del Mundo Brasil 2014. Lo conocemos por su “piel” con los colores verde, azul y naranja, que nos seguirán recordando a las pulseras que se utilizan en Salvador de Bahia, y principalmente por nombre, Brazuca.

Los estudios realizados por el Instituto de Salud y Ciencias del Deporte de la Universidad de Tsukuba, Japón y de Sheffiekd Hallam de Inglaterra, ya nos decían que Brazuca es el mejor balón por sobre otros creados para mundiales previos y que gracias a su forma, mantiene definida su trayectoria. Pero lo que nunca previeron esos estudios, es que este balón nos daría algunos tips para sacarle el mejor provecho a Twitter. Los invitamos a ver algunos ejemplos, que seguramente servirán para mejorar su comunicación.

1.-Entre con una personalidad definida a la conversación. Si algo gusta a las personas, es la naturalidad con la cual otras se incorporan a las redes sociales para compartir algo de valor. En el caso de Brazuca, lo hizo de manera magistral, con una imagen pulcra y un mensaje sencillo, que era una clara invitación a rodar al ritmo de sus tuits, rumbo a la Copa del Mundo.

2.- Comparta las emociones que despierta una cultura anfitriona. ¿Cuántos no han soñado con asistir al Sambódromo de Río de Janeiro o al Carnaval de Bahía en Brasil? Esa fiesta de colores que literalmente paraliza a Brasil, es contada en varios tuits, que nos acercan a las diferentes formas de disfrutarlo, según sea la ciudad.

3.- Utilice lenguaje vívido. Es decir, no solamente basta con subir una fotografía que nos ofrezca una hermosa vista o nos ponga en contexto. Hay que agregar, en ocasiones, una buena dosis de ingenio para preparar un tuit poderoso, que nos remita justamente a la imagen de algún personaje conocido y con buena reputación, como lo es Batman.

4.- Cure contenidos generados por los usuarios. Para ello hay que estar monitoreando las conversaciones que se dan en las diferentes redes sociales, porque si uno no está atento, no podría rescatar imágenes como la del Papa Franciso, fanático del futbol, a quien sorprendieron en un encuentro con Brazuca.

5.- Piense en la experiencia del usuario. Es muy importante capitalizar las diferentes opciones que nos ofrecen las redes sociales y la tecnología, para darle a quienes nos siguen, contenidos especiales, que lo mismo muestren parte de nuestra cotidianidad, con testimonios de jugadores de una selección y que al mismo tiempo que se entrelazan con opiniones de expertos e imágenes de niños, nos permitan sentir como gira el balón, tal como ocurre en este video.

6.- Celebre en equipo. Festeje sus logros con quienes le ayudan a conseguirlos, tal como hace un equipo. Ahí queda la muestra de Brazuca tras conseguir 3 millones de seguidores en Twitter, y lo mejor, es tratar de representarlos como quienes disfrutan un día en la playa, conmemorando la unión que ofrece el futbol.

7.- Anuncie acciones a futuro. Cuando se tiene la posibilidad de hacer anuncios que involucran a los mejores jugadores de una justa mundialista, como lo fue el Premio al Balón de Oro, se puede hacer el anuncio para invitar a los seguidores a estar pendientes de los nominados. Lo mejor, es mandar un tuit con imagen por cada uno de los jugadores, tal como hizo Brazuca, siendo al término de la final, Lionel Messi el ganador de la distinción.

8.- Al pueblo que fueres, haz lo que vieres. En este caso el balón mostró que al igual que los brasileños, que viven en un país tropical, bendecido por Dios, como dice la conocida canción, siempre hay tiempo de disfrutar de sus bondades, y por muy conocido que seas, puedes ponerte los lentes de sol para pasar desapercibido, en una tierra como Río de Janeiro, en donde la gente se entrega al astro rey, la arena y claro, a la samba y al futbol.

9.- Destaque quién o qué acciones lo respaldan. Aunque se trate de una marca con una amplia trayectoria, piense que de vez en cuando, el citar el pasado, puede darle realce al presente, especialmente cuando un tuit emula a lo que suelen hacer los jugadores, como lo es el preguntar, cómo es llegar a una final en un Mundial de Futbol o cómo debe jugarse. Tal como Brazuca emula, al mencionar a Teamgeist, que estuvo en la final de 2006 en Alemania, o al de mayor experiencia, Tango, con el cual se disputaron dos mundiales: Argentina 78 y España 82. Seguro le confiaron sus mejores experiencias

10.- Piense en las preguntas que podrían formularle en una entrevista y prepare sus respuestas. Eso es lo que pudimos admirar cuando Brazuca respondió a Sopitas, una a una, las preguntas que con jiribilla, le fueron planteadas, incluidas aquella sobre su predecesor, el Jabulani o bien, si era o no penal, el que le marcaron a Robben en el juego de Holanda contra México, y que dejó a la Selección Mexicana fuera del Mundial.

11.- Utilice Vine. Hay que planear la mejor forma de seguir mostrando el carácter de un pueblo por medio de un balón, y para ello, con Vine lograron un tuit alegre, con chispa, en donde el esférico se funde en una danza mínima con la Copa del Mundo. Claro, aderazada con un poco de humor.

12.- Despídase en grande. El poder sumar algunas de las mejores imágenes en un video, tal como hizo Brazuca, el pasado 23 de julio, significa resumir el espíritu de la justa desde el punto de vista de la marca, que conserva la frescura y alegría, con la cual se presentó.

Estas son solamente 12 lecciones que pudimos aprender de Brazuca, pero seguramente hay algunas otras que le gustaría destacar, ¿qué fue lo que más le gustó del manejo de comunicación de este balón?